Asociación de Profesionales Electricistas de Jaénapejaen@apejaen.com953 276 748

NUEVOS REQUISITOS DE LOS CABLES CONFORME A LA NORMATIVA CPR

Conforme a la normativa CPR existen nuevos requisitos para los cables. 

La CPR (Construction Product Regulation) es un reglamento emitido por la Unión Europea con el propósito de regular los límites de la resistencia al fuego y sustancias peligrosas en los materiales utilizados en la construcción.

Este reglamento aplica a todos los productos destinados a ser incorporados, de forma permanente, en la construcción. No sólo incluye edificios, sino también obras de ingeniería civil. En lo que a los cables respecta, las disposiciones CPR aplican a los cables de energía, de telecomunicaciones, de datos y de control. 

La CPR contempla seis nuevas clases, designadas desde la A a la F, donde A implica el máximo nivel de reacción, siendo el producto no combustible y F el menor nivel de reacción, que no supera ni la propagación de la llama. De esta nueva clasificación, B, C, D y E serán las clases usadas principalmente para cables. Además, hay criterios suplementarios que establecen requerimientos sobre la cantidad de humos emitidos, el desprendimiento de gotas y partículas inflamadas durante la combustión, y el contenido ácido o toxicidad de los humos emitidos.
 
APLICACIÓN DE LA CPR
 
La aplicación oficial de la CPR entró en vigor el 1 de julio de 2016, pero hay un periodo transitorio de aplicación de 1 año, durante el cual toda la cadena de suministro debe adecuar su stock a la nueva normativa. A partir del 1 de julio de 2017, todos los cables de nueva instalación deberán cumplir con la regulación CPR. Por esta razón es importante que las empresas instaladoras vayan adaptando, lo antes posible, su suministro a cables ya diseñados y comprobados bajo criterios CPR. Y también es importante que lo tengan en cuenta de cara a la gestión de su stock y de la elaboración de presupuestos de instalaciones que se pueden demorar en el tiempo.
 
Tenga en cuenta que los cables CPR están correctamente identificados, tanto en la cubierta como en la etiqueta identificativa, y de que el proveedor debe disponer de la correspondiente DoP (Declaración de Prestaciones) del cable. El marcado CE sobre el producto declara que se cumplen todas las directivas aplicables.
 
En la Asociación estamos preparando la celebración de una Jornada Técnica sobre los nuevos cables en las próximas semanas, de la que le daremos traslado oportunamente por el interés e importancia que tiene este tema. Para obtener más información, puede consultar la Guía de Aplicación del Reglamento CPR a los cables en la sección de Normativa.
 
 

Noticia168